Desde 1994, productos
tecnológicos para personas
ciegas o con baja visión

Empresa

Iniciamos en el año 1994 la tarea de investigar y seleccionar los productos tecnológicos más avanzados del mundo como herramientas para el apoyo a las personas con discapacidad visual.

Iniciamos ese mismo año la tarea de promover y comercializar los productos seleccionados, que importamos de diferentes países del mundo.

Estábamos convencidos que un software de lectura de pantalla abría las puertas al uso de computadoras a las personas ciegas y, por lo tanto, las incluía en el mundo de la informática que era ya una realidad en franca evolución.

Creíamos que una máquina de lectura parlante habilitaba a los alumnos ciegos y a las personas privadas de la vista total o parcialmente, a acceder auditivamente a los textos impresos en forma convencional, sin depender de terceras personas con vista.

Hoy, a más de 21 años de aquellas convicciones, la realidad nos permitió confirmar todo esto y aún superar nuestras expectativas.

Las centenares de máquinas de escribir e impresoras Braille suministradas a escuelas especiales, instituciones del Estado Nacional, bibliotecas, usuarios particulares, etc., nos confirman que la alfabetización en Braille de las personas ciegas sigue siendo en el mundo la forma casi excluyente para lograr tal fin.

Agregamos hace 10 años la línea de magnificadores portátiles (telelupas) y de mesa (CCTV) como también por software, para las personas con baja visión. Nos satisface comprobar que los usuarios de tal condición visual utilizan crecientemente este recurso, y los profesionales ópticos nos distinguen cada vez más con sus compras.

Ampliamos nuestro campo de acción a diversos países de Latinoamérica, donde pudimos equipar a centenares de niños ciegos con nuestros productos.

Estamos contentos con el resultado de nuestros años de trabajo en la especialidad, pero no creemos haber escrito más que un párrafo en relación a la tiflo-tecnología (Tiflo: ciego) en la historia de nuestro país y algunos otros latinoamericanos.

Nos sentimos agradecidos del lugar que las instituciones públicas y privadas y los particulares nos han otorgado y la confianza que nos brindaron en estos más de veintiún años.

Seguiremos trabajando intensamente para seguir aportando las mejores herramientas que permitan una mejor calidad de vida y autonomía personal a quienes tienen alguna discapacidad visual.

¡Bienvenidos a nuestra página!

Cordiales saludos

Alejandra Scolari | Rubén L. Battipede